jueves, 19 de abril de 2018

ACTIVIDAD 20: CALAMIDADES Y OPORTINIDADES


Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad; un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad.
                                                                                  Benjamín Franklin.

Infinidad de frases y refranes nos hacen ver que sacar lo positivo de las situaciones suele ir en nuestro beneficio.
Es conocida la anécdota que cuentan de Edison cuando un incendio destruyó su  laboratorio. Lejos de lamentarse se le ocurrió afirmar:  - El desastre tiene un gran valor. Quema todos nuestros errores. Gracias a Dios, podemos empezar de nuevo.
Tres semanas después del incendio, Edison se las compuso para entregar el primer fonógrafo.
Ahora se ha acuñado el término optimismo inteligente que, en resumen, consiste en analizar la realidad desde un lado positivo pero realista.
El experimento que os presento sigue en la misma línea, teniendo en cuenta que esa actitud no solo nos sirve para afrontar situaciones difíciles, sino que influye en nuestro bienestar. ¿Es o no importante afrontar así las cosas?
Pero recuerda: se realista. De nada sirve aferrarte a ilusiones sin afrontar la realidad.

“La investigación realizada por M. McCullough y sus colegas, consistió en pedir a 300 estudiantes que buscasen un acontecimiento en su vida que les hubiese supuesto un gran malestar o sufrimiento. Una parte de los estudiantes descrió el suceso en detalle centrándose en el malestar que les producía, y otra parte describió el suceso centrándose en los beneficios que habían extraído de la experiencia, y un tercer grupo sólo habló de los planes para el día siguiente. Después todos rellenaron un cuestionario que evaluaba los sentimientos hacia la persona que habían identificado como fuente de su malestar.
Los resultados arrojaron que aquellos estudiantes que mejor manejaban su malestar eran aquellos que habían tratado de buscar los beneficios que le había reportado vivir esa situación.
La investigación parece evidenciar que la mejor manera de enfrentarse a la rabia y el enfado es buscar lo beneficios que nos ha supuesto vivir dicha situación, teniendo en cuenta que es del todo inevitable experimentar sucesos negativos a lo largo de la vida.  Otro tipo de comportamientos lo único que hacen en perpetuar los sentimientos negativos incrementado la rabia, frustración, ansiedad, etc."



OPCIÓN 4º, 5º y 6º de PRIMARIA:  

ALTERNATIVA 1:
Cuenta un pequeño suceso o historia bajo un punto de vista pesimista, y luego de nuevo bajo el punto de vista optimista.

 ALTERNATIVA 2:    Lee la historia que te proponemos y transfórmala en un relato más optimista.

Dice la leyenda que si pones una caracola en tu oído, y escuchas atentamente, puedes oír el sonido del mar. Cuando escuches el refrescante y relajante sonido del oleaje tu miedo al mar desaparecerá.

El pequeño tomó la caracola con manos temblorosas y, al sentir la mirada intensa de su padre, no le quedó más remedio que llevárselo a su oído. Pero lo que escuchó, en vez de liberarlo de su miedo, lo condenó, porque del interior de la hermosa caracola escuchó una ronca y gutural voz que le susurró:
- Soy el mar, y tan pronto vengas a mi te arroparé con mis olas y te arrastraré con todas mis fuerzas a mis más profundas aguas, donde te ahogarás en cuestión de segundos y te convertirás en comida para los más temibles y horripilantes pulpos, tiburones y bestias marinas; que se pelearán por desgarrar tu carne y mordisquear tus huesos hasta que no quede nada de ti…

Tomado de www.365microcuentos.com/#Yrc8v7avI7RUw90i.99


OPCIÓN 1º, 2º y 3º de PRIMARIA:





↓Dibuja un personaje     ↓Dibuja un personaje
      optimista                             pesimista































jueves, 12 de abril de 2018

ACTIVIDAD 19: EL JUEGO DEL ULTIMATUM


Este último trimestre solemos dedicar alguna de nuestras actividades a experimentos sociales. Si habéis participado cursos anteriores, os acordaréis del experimento de Harlow con monitos y sus madres de alambre y de tela, u otros igualmente de interesantes.
Me gustan estos experimentos. Esa semana tenemos uno de los más célebres y elegantes: el conocido como juego del ultimátum. Fue probado por primera vez en 1982 por Werner Güth, Rolf Schittberger y Bernd Schwarze en la Universidad de Colonia.
En este experimento podremos comprobar que lejos de actuar en base únicamente a argumentos racionales, somos criaturas que nos movemos en base a elementos sociales como el  qué dirán, nuestra reputación, o la justicia o injusticia de las situaciones. 

Viendo el juego también podremos hablar de generosidad. Una actitud generosa propicia una mejora de ambos sujetos. He encontrado un bonito cuento: "el árbol generoso" que os propongo para 1º, 2º y 3º. Estoy convencido que os gustará tanto como a mi. 




OPCIÓN 4º, 5º y 6º de PRIMARIA:

Puedes hacer la actividad contestando las preguntas de abajo, o realizando el experimento con tus padres o amigos y anotando las conclusiones.

“El juego del ultimátum”.
Las reglas del juego son sencillas. El experimentador elige una pareja de sujetos que pueden comunicarse entre sí, pero por lo demás son anónimos el uno para el otro. Se les propone que se repartan 10 euros de acuerdo con la regla siguiente: el jugador número uno decide por su cuenta cómo ha de ser el reparto (a medias, setenta por ciento y treinta por ciento, o lo que quiera). Entonces hace un ofrecimiento tipo “lo toma o lo deja” al jugador número dos. Éste puede aceptar la oferta, en cuyo caso ambos jugadores se embolsan sus partes respectivas, o rechazarla, en cuyo caso ambos se quedan sin nada. 

¿Qué crees que hará el jugador número 1? ¿Cuánto dinero ofrecerá? (Puedes hacer la actividad con ayuda de tus padres)
¿Qué crees que hará el jugador número 2? ¿Aceptará la oferta?
Razona tus respuestas...


He realizado el experimento y el resultado ha sido...
Pienso que...





 
OPCIÓN 1º, 2º y 3º de PRIMARIA:




Mira el video del cuento “el árbol generoso”.

Dibuja a la persona o personaje más generoso que conozcas.